Artículo

Aprendiendo a dibujar II

Victor Femenias, El ciervo, dibujo

Tuve una obsesión permanente durante toda mi vida. Siempre quise aprender a dibujar. Pero, qué quiere decir esto si de hecho aprendí a dibujar a edad muy temprana, cuando solo tenía 13 años de edad. En mi infancia ya había demostrado ciertas preferencias por el dibujo pasando felices y largas horas dibujando. Ya en mi pubertad podía dibujar relativamente “bien” o de manera relativamente aceptable de acuerdo a la opinión de algunas personas un tanto versadas en dibujo académico en esa época y en ese pobre medio ambiente cultural de mi ciudad natal. Entonces qué quiere decir “aprender a dibujar”. Bueno, esta frase necesita un pequeño apéndice para aclarar su sentido y eso sería “de una manera distinta” o sea distinta a la actual. La frase final sería “aprender a dibujar…de una manera distinta”, (no se puede usar la palabra nueva porque significaría de una manera nueva en toda la historia del arte y ese nunca fue mi propósito).

La frase, fuera de expresar un objetivo, implica que hay muchas maneras distintas de dibujar. Generalmente, a esto se le denomina estilo; pero el estilo es una manera de hacer algo consolidado popularmente y de reconocimiento universal lo que implicaría cierto “valor” o sea, cierta “superioridad”, también es semejante a una marca comercial lo que implicaría cierta “preferencia” de consumo popular, y esa nunca fue mi intención. - Tengo serias dudas de que haber aprendido a dibujar de maneras distintas sea algo mejor o peor que quien ha dibujado siempre de una sola manera -.

Este objetivo fue más fuerte que cualquier otra cosa. Predominó sobre las necesidades básicas de la vida, no sin bastante alarma de mi parte, e incluso me persiguió en los distintos ambientes en que viví aunque debo reconocer que hubo periodos de francas crisis en que intenté abandonar el oficio y dedicarme a algo más lucrativo y suculento, pero no duraron mucho ya que la inquietud por dibujar volvía cada vez con más fuerza después de cada crisis. Muchas veces me resistí a la vocación, si se le puede llamar así, pero todo esfuerzo fue más que inútil. Puedo decir que aprender a dibujar de una manera distinta fue una obsesión inconsciente que me dominó toda mi vida y que jamás me permitió estar satisfecho porque apenas terminaba de configurar una manera distinta de dibujar ya se me presentaba la urgencia por comenzar otra. La felicidad radicaba más en la aventura del proceso mismo que en el resultado final. Y así, sucesivamente, se me pasó la vida dibujando de una u otra manera… contra viento y marea.

Victor Femenias, Trace de peinture

- Y de hecho aprendí a dibujar de muchas maneras distintas -. Luego, hay que cuestionar todo este asunto del arte, palabra que evito en lo posible por los siguientes motivos: heredé de mis padres una gran habilidad manual, que todavía me produce sorpresas, y un gran gusto por la belleza.

***

La habilidad manual me permitió incurrir en hobbies y difíciles tareas y labores como encuadernación, carpintería, aeromodelismo, mecánica de precisión y otros más permitiéndome reparar muchas cosas y hacer artesanías sin grandes problemas técnicos incluyendo dibujar, pintar y sobretodo las fascinantes, variadas, complejas y difíciles técnicas de todos los métodos del grabado. Mi preferencia por hacer grabados sobre la pintura se debió a que la pintura siempre me pareció demasiado espontánea, de resultados demasiado inmediatos y poco depurados mientras que el grabado me permitió una mayor elaboración y terminación. Además, el grabado en blanco y negro era una directa aplicación del dibujo. Con el tiempo tuve que incorporar el grabado a color que fue adquiriendo mayor importancia debido a su gran desarrollo pero siempre la forma dictó el color y no viceversa o sea siempre prevaleció el dibujo.

El gusto por la belleza fue una verdadera, fuerte y constante adicción que me llevó a visitar museos y galerías de arte con frenética asiduidad, en distintas ciudades y países, y disfrutar de la belleza en todas sus manifestaciones tanto de la laboriosidad humana como de la naturaleza, lo que contribuyó a elevar constantemente mis estándares del arte encumbrando así mis niveles de auto exigencia. Pero, de ahí a haber incurrido en hacer algo medianamente aceptable dentro de esa venerable categoría de producción humana llamada arte, hay mucho trecho. De haber sido así, o sea, si mis investigaciones en dibujo, pintura y grabado me hicieron incurrir en esa categoría, estoy seguro que no fue por más de dos o tres trabajos medianamente aceptables. Nadie mejor que uno para saber los errores cometidos y la gran cantidad de malos trabajos producidos. Hay que diferenciar entonces la adicción por la belleza y la capacidad de producirla ya que son dos fenómenos muy distintos y que, en algunos casos, no se complementan forzosamente.

Victor Femenias, Mueble en perspectiva, dibujo

Esta capacidad por producir o generar belleza esta indiscutiblemente aliada a otra palabra que trato de evitar y que es talento. Estoy perfectamente consciente de que no poseí el talento más grande de toda la historia del arte del mundo como muchos que se dedican a este oficio tienden a creer de sí mismos. Esto se debe a que tuve la oportunidad de conocer gente con muchísimo más talento que yo que nunca he olvidado. Ninguno de ellos fue europeo o americano, todos fueron orientales, de gran humildad. Además, los que nos dedicamos a este oficio tenemos limitaciones naturales y características dictadas e impuestas por nuestro propio entorno cultural. Como latinoamericano, heredé del mundo precolombino, el gusto por lo grotesco y la grandilocuencia; como chileno, heredé todas las limitaciones de un país muy pequeño y pobre, aislado del resto del mundo, joven colonia europea, y por lo tanto, de escaso desarrollo cultural. Todos los países con un sello cultural bien definido se basan en su antigüedad y mi país carece de esa condición. Pero si tengo algo que me hizo ser un tanto privilegiado. Esta no es solo mi opinión, la oí por primera vez de mi segundo profesor importante de grabado. Es lo que se denomina vuelo poético... De esto sí que parece que tuve mucho en opinión de expertos.

Victor Femenias, Retrato de mujer, dibujo

Sin pretender establecer ninguna comparación con el trabajo propio, revisemos un poco la historia del arte, para buscar antecedentes y así comprender un poco mejor de que se trata todo esto. Primero vamos a citar a grandes dibujantes y luego confirmaremos si se han dado casos semejantes. El primero que se me viene a la mente es Ingres que sin duda fue uno de los mejores dibujantes de todos los tiempos de igual manera que Rembrandt, Doré, Goya, Daumier, Dalí y muchísimos más largos de enumerar. Pero, todos dibujaron de la misma manera toda su vida. Pareciera ser, un fenómeno moderno porque a partir de los pintores impresionistas, de los expresionistas alemanes, de los surrealistas se dan muchos casos con varias maneras distintas de dibujar. Kandinsky, Miró, Gorky, Picasso y muchísimos más, fueron pintores figurativos que se convirtieron en abstractos presentando entonces dos o más maneras distintas de dibujar en todas sus producciones. Como conclusión, creo que es muy frecuente y que definitivamente es un hecho moderno que nace con el vanguardismo a principios del siglo pasado.

Victor Femenias, Trazo de pintura

Para terminar, con el tiempo he comprendido, entre muchas otras cosas, que fui una persona, como hay muchas, de percepción un tanto lentas, por decir lo menos. Cuando una persona modela para un retrato y forzosamente está quieta por algún tiempo, se le puede contemplar en detalle y llegar a conocerla bien sobre todo si hay varias sesiones de dibujo intentando captar su psicología con simples líneas. De igual manera cuando se dibuja ilustrando algún gran tema también se le llega a comprender mejor. Por lo tanto, puedo decir que el dibujo también me ayudó a percibir el mundo un poco mejor.

¡! Como disfrute logrando a aprender a dibujar…de maneras distintas a través de toda mi vida ¡!

Victor Femenías von Willigmann

Enviuado por Víctor Femenías von Willigmann

Compartir artículo en :

Facebook Twitter DZone It! Digg It! StumbleUpon Technorati Del.icio.us NewsVine Reddit Blinklist Add diigo bookmark

Grabados

Al otro lado del rio            - A primera vista, este grabado muestra una fiesta popular y alegre. El título ubica aproximadamente la escena, las rayas horizontales convirtiéndose en el flujo de agua, que podría estar en cualquier lugar en el mundo si Alejandro Silva no había introducido algunos elementos iconográficos que son pistas.

Al otro lado del rio

A primera vista, este grabado muestra una fiesta popular y alegre. El título ubica aproximadamente l...

Carnaval  - El malabarista es increíble tocando la pandereta. ¡Escuchemos la música! La bailarina tiene alas para elevarse mejor hacia el cielo. Damas y caballeros, vengar a bailar! La Luna y el Sol entrelazados se balanzan hasta olvidar la noche y el día, han calzado sus zapatos de saltímbanquis.

Carnaval

El malabarista es increíble tocando la pandereta. ¡Escuchemos la música! La bailarina tiene alas par...

El pueblo en primavera - "Doña Primavera de aliento fecundo, se ríe de todas las penas del mundo..." Gabriela Mistral (1889-1957)

El pueblo en primavera

"Doña Primavera de aliento fecundo, se ríe de todas las penas del mundo..." Gabriela Mistral (1889-1...

Valentina llena de pajaros - Valentine está llena de pajaros. Es un sueño hablando de amor, viajes y recuerdos. El pelo, adorno de la mujer, es fuente de placer y nostalgia. Conduce inevitablemente al mar y invita a viajar a lugares lejanos.

Valentina llena de pajaros

Valentine está llena de pajaros. Es un sueño hablando de amor, viajes y recuerdos. El pelo, adorno d...

El sueño de Ana - En 2004 Alejandro, diseñador gráfico de profesión, se inició al grabado en el Museo de la Solidaridad Salvador Allende. Es una revelación, se enamora de la xilografía y trabaja. En esta técnica a veces Alejandro combina la poesía. Así nació en 2012 el proyecto del libro "El sueño de Ana".

El sueño de Ana

En 2004 Alejandro, diseñador gráfico de profesión, se inició al grabado en el Museo de la Solidarida...

Poesía

Apuntes autobiográficos

de Robert Lowell

Sin duda la aparición de Apuntes autobiográficos y algunos poemas, de Robert Lowell (mayo de 2013) es un acierto de Ediciones Universidad Diego Portales. Con traducciones y prólogo de Sergio Coddou, el volumen nos entrega...

Arquetipos

de Jessica Atal

Jessica Atal nació en Santiago, en 1964. Con anterioridad ha publicado Variaciones en azul profundo (1991) y Pérdida (2010). Es editora y crítica literaria y escribe para diversos medios nacionales.

Adivinación

de Mauricio Rosenmann Taub

Mauricio Rosenmann Taub es sin duda un poeta de culto. Nacido en Santiago, en 1932, estudió composición y piano en el Conservatorio Nacional y tiene posteriores estudios en música y lingüística...

Antología Chilena Colombiana

de Elsie Wood

La recopilación reúne trabajos de Francisco Carrasco Iturriaga (Santiago), Jorge Luis Díaz-Granados (Santa Marta, 1946), Alonso Quintín Gutiérrez Rivero (Macaravita), Lilia Gutiérrez Riveros (Macaravita, 1956)...

Dibujos

Variaciones D276

"Una idea de imagen puede progresar y devenir la fracción de segundo que la conecta con el movimient...

Arte del viaje D001

"Un dibujo puede ser también un dibujo preparatorio, es el caso de este respondiendo al tema propues...

Variaciones D245

"Los planetas están atrapados en el tejido de los Universos que vuela hacia el infinito sin saber qu...

Variaciones D241

"La vida es un teatro, en él se juega la Divina Comedia, no hay un minuto que perder, el tiempo se c...