Artista

Skip Navigation LinksGrabado > Artistas > Chile > Victor Maturana

Víctor Maturana Leighton

© Victor Maturana Leighton
Víctor Maturana - autoretrato

El artista visual y académico porteño de la Universidad de Playa Ancha, Víctor Maturana Leighton, ganador del Premio Nacional de Grabado en 1982, ha expuesto en diversas salas del país y el extranjero. Es miembro fundador y coordinador del Centro de Grabado de Valparaíso. Como docente, es gestor de la especialidad de Artes Gráficas para los estudiantes del Liceo Politécnico José Francisco Vergara de Gómez Carreño en Viña del Mar.

La cotidianidad y sus objetos desfilan por las obras de Maturana con la soltura que lo hiciera él mismo en cada uno de los espacios que ha ido ganando a través del tiempo, ya sea como docente o realizador artístico. Aparecen entonce cajas, zapatos, colgadores de ropa, corbatas, camisas y tornillos los que grabados y estampados adquieren nuevas características siendo resignificados.

En ocasiones el artista parece difuminarse por completo de la escena y entregarnos tan sólo la obra para que ella hable por él, sin embargo, a continuación entregamos algunas ideas fundamentales sobre las que descansa el universo de Maturana.

En un primer momento, recalca la diferencia que existe entre "mirar" y "ver". "La mayor parte de lo que conocemos es lo que vemos, pero tenemos que aprender a verlo, desde las artes visuales, desde el sentido de la vista". Dicho ejercicio implica desarrollar el camino que nos lleva a "mirar bien". En esta doble condición de Maturana como profesor y además artista visual, arrojará la importancia y valoración de la experiencia; el "aprender haciendo" y de ahí que se aprenda a mirar, mirando. Así, el ejercicio se configura como el principal maestro, entonces la visión aprende de sí misma. Ahora, entender dicha mirada y expresar ese mirar significa para el artista una tarea de vida "ser capaces de construir una realidad nueva".

Sin embargo, nuestras ideas y pensamientos son un reflejo de la realidad del mundo, percibida ésta sensorialmente, al respecto, Maturana plantea un soporte hipotético plenamente creativo y funcional en la composición y el método: la teoría del caos.

El artista visual erige así un camino y una metodología para enfrentar el proceso creativo, no obstante, Víctor nos advierte: "el orden estricto desde la observación hasta el razonamiento; el repetir dichos puntos y secuencias, parámetros y modelos terminan negando por completo la innovación". Este, a su juicio, parece ser uno de los tantos errores "metodológicos", agrega: "Nuestra vista, es decir, el sentido que hemos escogido como la puerta de entrada a nuestro cerebro, también nos provoca muchas confusiones. El equilibrio es un concepto fundamental en la percepción de la belleza en la generalidad de los seres humanos, si agradamos al ojo, el cerebro encuentra bien el resultado, esto explica por qué buscamos patrones, moldes y reglas desesperadamente, organizando resultados y encontrando fuentes fiables, en definitiva, le estamos restando a la creación."

Algunos teóricos proponen en este entendido el "control de los puntos de caos", sin embargo, Maturana plantea precisamente lo contrario, ofreciendo bifurcaciones donde el proceso creativo no aparezca quieto y empantanado cual símil fotográfico, sino del todo vivo, generando espacios donde cohabiten distintas formas portadoras de sentido, muchas veces cotidianas, las que construirán modelos nuevos para experimentar lo encontrado. No la misma belleza, sino una belleza nueva.

Juan Leiva Sabaj

© Victor Maturana Leighton
MATURANA Victor 2009 Attrapé dans ma trame

Los dioses de la lluvia

Dedicado a Víctor Maturana Leighton
Exposición "El Sentir de los Objetos", Sala Viña del Mar, nov. dec. 2008

Llueve sobre Valparaíso. El agua cae suave, leve, en la ciudad, apagando los colores y sonidos de las calles. Las casas, los árboles, sus habitantes son siluetas grises detrás de las cortinas del cielo. El mar, los barcos se llaman lastimeros con sus sirenas, para no perderse ; y más allá una lancha extraviada en la niebla, busca los brazos acogedores del puerto para su refugio.

Víctor Maturana, escultor, dibujante, artista gráfico, sembrador y profesor, desciende del cerro situado al sur de Valparaíso, donde se encuentra la Universidad de Playa Ancha, llamada así aunque nunca existió an aquel lugar niguna playa, allí Víctor comunica sus conocimientos a un grupo de alumnos escogidos.

La lluvia lo acompaña por las estrechas calles que bajan, convertidas en innumerables escaleras, por los adoquines, el asfalto, el cemento. El agua cae a su alrededor ; cae una gota ; luego un hilo, después unarroyo, una pequeña cascada, hasta reunirse con otras de sus hermanas en los ríos subterráneos que corren bajo la ciudad.

Los marineros la llaman "La Perla del Pacífico" ; los poetas "El Puerto de la Nostalgia" ; sus habitantes "La Ciudad del Viento". Los antiguos indígenas nombraban al lugar, con un extraño sentido profético, como "Alimapu", que en el noble idioma mapudugún significa "Tierra Quemada", "Tierra Asolada".

Ahora la lluvia empapa las camisas, pantalones, medias, toallas y otras prendas de vestir con que los humanos cubren sus cuerpos, prendas que cuelgan de los balcones, de las ventanas en cuerdas colocadas entre los angostas callejuelas de la ciudad. En los días soleados, estas ropas flamean al viento, como banderas multicolores de mil países. Todas estas imágenes la registra Víctor Maturana durante su prolongado caminar diario. Cruza las ruinas de las demoliciones, los graffitis, jaurías de perros vagos, en este Valparaíso declarado "Patrimonio de la Humanidad".

El artista atraviesa charcos, maniantales, calles y avenidas. Camina al borde de los mueles, aspirando al olor salado del océano. Flanquea las puertas entonadas de lo bares, donde los marineros se refugian de la lluvia con sus mujeres escogidas al azar (...)

Los incas y antiguos mapuches que habitaban Alimapu -como también lo hicieran mayas y aztecas en el hemisferio norte-, adoraban las pequeñas ranas verdes, como fecundos dioses de la lluvia. Su presencia anunciaba el agua que nutria los campos y cosechas.

Víctor sabe que no estará solo. Lo esperará su dios particular de la lluvia, como siempre, al comienzo del río subterráneo que corre bjo su casa, alimentado por los numerosos manantiales que nacen de los altos cerros que dominan la ciudad. Si. Allí, está la pequeña rana esperándolo en el primer escalón de la entrada de su casa. El dios penetra con el, desapareciendo entre las esculturas y objetos, usuados por el artista en su trabajo creativo (...)

por Álvaro Donoso Guerrero, Viña del Mar, 2008

VICTOR MATURANA LEIGHTON, nace en 1958 en Valparaíso-Chile, es artista visual y académico de la cátedra de Grabado en la Facultad de Arte de la Universidad de Playa Ancha y Artes Gráficas en el Liceo Politécnico “José Francisco Vergara E.”.

Dedicado a la elaboración y promoción de propuestas de carácter cultural: Centro del Grabado de Valparaíso; Museo Urbanos “Los murales de Gómez Carreño”; Amigos Expresivos del Arte”, para discapacitados. Siempre encontraremos en sus obras innovaciones técnicas resultado de sus investigaciones, ampliando sus recursos de expresión y poniendo de manifiesto su gran libertad creativa.

Víctor Maturana Leighton

2012 "Grabado Manifiesto", Parque Cultural de Valparaíso PCdV.
2011 I Bienal Internacional de Grabado "Francisco Paco Urondo", Argentina.
2010 "Atrapado en su Trama", exposición individual, Casa Azul de Arte, Punta Arenas.
2008 "El Sentir de los Objetos", exposición individual, Sala Viña del Mar.
2007 Premio de la Crítica a la Mejor Exposición Individual Regional.
2006 "3er Nacional and International Juried Exhibition of Visual Arts", Canada.
1994 "Encuentro Internacional de Grabado", Panamá.
1993 "I Bienal Internacional de la Impresión", Japón.
1992 "Arte de Chile en Mendoza", Argentina.
1991 "IX Bienal de San Juan del Grabado Latinoamericano y del Caribe", Puerto Rico.
1989 Premio Nacional de Grabado "III Salón Sur Nacional de Arte", Concepción.
1988 "I Concurso Nacional de Gráfica", Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.
1983 Premio de Honor, "V Concurso de Plástica", Valparaíso.
1981 "V Bienal Internacional de Arte", Municipalidad de Valparaíso.
1979 Beca Fundación del Pacifico, "V Concurso Colocadora de Valores", Santiago.

© Matriz L'Hermite para la Exposición La muerte del saltambanquí en Clermont-Ferrand, Francia
Victor Maturana
Demostración de Víctor Maturana en la Exposición Grabado Manifiesto en Valparaíso, Chile
Victor Maturana

Compartir artículo en :

Facebook Twitter DZone It! Digg It! StumbleUpon Technorati Del.icio.us NewsVine Reddit Blinklist Add diigo bookmark

En la medida de lo posible - “En la medida de lo posible” es una frase que se hizo famosa en Chile durante el Gobierno posterior a la Dictadura Militar de Augusto Pinochet. En 1990 asume el mandato Patricio Alywin, entendiendo este cambio como un avance radical en términos democráticos. Alywin se acuña “en la medida de lo posible” para referirse a los lentos avances en la vía a la Democracia en Chile luego de diecisiete años de Régimen Militar. Tras este episodio, “en la medida de lo posible” se vuelve un icono del sistema “democrático” chileno, en donde los temas de Justicia y Derechos Humanos se irán realizando “en la medida de lo posible”.

En la medida de lo posible

“En la medida de lo posible” es una frase que se hizo famosa en Chile durante el Gobierno posterior ...

Homoangel - "La obra está inspirada en el mito griego de Narciso. El mito relata la historia de un hermoso joven de quién las doncellas se enamoraban perdidamente pero él rechaza. Ante su engreimiento, Némesis, Diosa de la Venganza, hizo que se enamorara de su propia imagen reflejada en una fuente. Así fue como Narciso absorto por el reflejo de su imagen, acaba arrojándose a las aguas y en el lugar donde su cuerpo se sumerge, crece una hermosa flor que lleva su nombre."

Homoangel

"La obra está inspirada en el mito griego de Narciso. El mito relata la historia de un hermoso joven...

Pincoya y Luna - Si un símbolo es la representación de una idea, esta xilografía o grabado en madera es un auténtico símbolo de la mitología chilota de la Pincoya (quien ayuda a su padre, el Millalobo, a cuidar el mar). Dejando a un lado toda la literatura a que invita el atractivo tema, vale la pena destacar, a fin de entender el milagro del Arte, que el poder creador del artista ha logrado transformar la escena ubicando todo lo que debería estar en el mar, dentro de la férrea secuencia lógica de las cosas, en el interior de la sirena: peces, algas y plantas marinas viven dentro de la figura.

Pincoya y Luna

Si un símbolo es la representación de una idea, esta xilografía o grabado en madera es un auténtico ...

Al otro lado del rio            - A primera vista, este grabado muestra una fiesta popular y alegre. El título ubica aproximadamente la escena, las rayas horizontales convirtiéndose en el flujo de agua, que podría estar en cualquier lugar en el mundo si Alejandro Silva no había introducido algunos elementos iconográficos que son pistas.

Al otro lado del rio

A primera vista, este grabado muestra una fiesta popular y alegre. El título ubica aproximadamente l...